Términos y Condiciones
Preguntas frecuentes
Compra en tienda

Bienvenidos al Grupo de Empresas Mardones. Los presentes Términos y Condiciones regulan el acceso y uso de nuestro sitio para todo usuario y cliente. Estos Términos y Condiciones se aplicarán en todas las transacciones con el Grupo de Empresas Mardones (Agrícola y Comercial Mardones y Compañía Limitada, Mardones BPB Creosote Treaters S.A., Compañía Industrial y Constructora Mardones Limitada e Inmobiliaria Las Acacias Limitada) mediante los sistemas de comercialización presentes en el sitio web. El uso del sitio web y la aplicación de los Términos y Condiciones están sujetos a la legislación vigente en el territorio nacional.

Tendrá el acceso a visitar todos nuestros productos como también conocer sobre la empresa y sus instalaciones. Empresas Mardones tienen más de 30 años de experiencia y cuentan con un equipo capacitado para atender cualquier inquietud o consulta requerida.

El Grupo de Empresas Mardones aplicará meticulosamente lo establecido en la Ley de Protección a los Derechos de los Consumidores. Adicionalmente se seguirá el Código de Buenas Prácticas para el Comercio Electrónico de la Cámara de Comercio de Santiago.

El Grupo de Empresas Mardones no solicita datos personales ni financieros vía e-mail, tampoco de otra forma escrita. Ante dudas comunicarse con nosotros al +562 2836 5400 o a secretary2@mardonesbpb.cl, donde estaremos siempre disponibles par atender cualquier consulta.

Existe la opción de poder registrar un usuario con una contraseña asociada. Al tener un usuario, se permite un acceso personalizado, confidencial y seguro. Se debe mantener la privacidad de la clave registrada en este sitio Web y cuidar el acceso computador personal y dispositivos móviles. Existe la opción de cambiar la clave registrada en el sitio Web.

Si usted es menor de edad, puede utilizar el sitio bajo supervisión de un apoderado principalmente debido a la posibilidad de compra y uso de tarjetas bancarias.

Existe la plena libertad de visitar nuestro sitio sin la necesidad de adquirir alguno de nuestros productos.

Grupo de Empresas Mardones se caracteriza por entregar un servicio y producto de calidad, cumpliendo con los requisitos de los clientes. Se entregan beneficios adicionales para satisfacer al cliente y facilitar los cambios o devoluciones necesarias. Las políticas de cambios y devoluciones son las siguientes:

Devolución de dinero: En caso de devolución de algún producto o tener algún diferencial de dinero con algún cliente, se realiza el trámite como máximo en 7 días hábiles a partir del día de devolución del producto.

Cambio o devolución de productos: No existe ningún problema con que el cliente cambie/devuelva los productos siempre y cuando los productos se encuentren en las mismas condiciones a como fueron vendidos. No se cambian/reciben productos con las siguientes modificaciones conformes al Artículo 3 bis parte final de la Ley Nº19.496:

• Cortados
• Pintados
• Perforados
• Alterados físicamente de cualquier forma

Los cargos de despacho son a cargo del cliente.

Para solicitar devolución de dinero o cambio de productos favor escribir a secretary2@mardonesbpb.cl o llamar al +562 2836 5400.

Se puede elegir el despacho y entrega de productos adquiridos entre las opciones ofrecidas en el sitio.

El servicio de despacho es un servicio externo que no forma parte del Grupo de Empresas Mardones.

Si elige retirar el producto en tienda, se debe retirar en el horario en que ésta se encuentre abierta al público. También se debe contar con un vehículo adecuado para cargar objetos pesados y voluminosos.

Todos los retiros deben coordinarse con un mínimo de 2 días hábiles de anticipación y con el producto previamente cancelado. Se le notificará vía telefónica o al mail registrado, el horario y día disponible para ser retirado. Si el producto no fuese a ser retirado, se realizará una devolución del monto pagado. Además, se deben seguir todas las indicaciones descritas en la sección “Compra en Tienda”

Ante cualquier consulta no dude en contactar a secretary2@mardonesbpb.cl o llamar al +562 2836 5400

Los productos que se ofrecen en el sitio se pueden pagar de la siguiente manera:

a. Tarjetas de débito habilitadas para su uso en Chile. El uso de estas tarjetas se sujeta a lo establecido por el banco emisor.
b. Tarjetas de crédito habilitadas para su uso en Chile. El uso de estas tarjetas se sujeta a lo establecido por el banco emisor.

El pago con tarjetas se realizará mediante WebPay Plus, un sistema de pago electrónico con cargo a la cuenta del cliente.

Los datos personales que los usuarios ingresen al sitio solo serán utilizados para recibir pagos, comercialización de productos y servicios ofrecidos. Estos datos no serán entregados a personas externas a la empresa.

Todos los precios publicados se encuentran en pesos chilenos e incluyen el impuesto al valor agregado (IVA).

Los precios de los productos en el sitio pueden sufrir modificaciones debido a las variaciones naturales en los costos de producción, a factores inflacionarios, como también debido a la necesidad de liquidar stocks que crecen más allá de lo conveniente, liquidación que se realiza mediante ofertas especiales, sujetas a términos y condiciones particulares que se dan a conocer en cada oportunidad.

Las promociones de nuestros productos pueden comenzar en cualquier fecha y la duración la establecerá el Grupo de Empresas Mardones.

Todos los contenidos del sitio, como textos, imágenes, logotipos, códigos fuentes, videos, y compilaciones de datos, son propiedad de Grupo de Empresas Mardones o de clientes que aceptaron colocar imágenes propias en la página Web.

 

Grupo de Empresas Mardones respeta la propiedad intelectual de cualquier persona, natural o jurídica. Si cree que algún trabajo realizado por la empresa ha sido copiado de tal forma que dicho acto constituya una violación de derechos de propiedad intelectual, favor contactar a secretary2@mardonesbpb.cl o llamar al +562 2836 5400.

Cualquier conflicto entre usuarios y grupo de empresas mardones en relación a interpretación y seguimiento de los términos y condiciones será sometido a los tribunales ordinarios de justicia de santiago. Ambos, el usuario y grupo de empresas mardones se someterán al veredicto que establezcan los tribunales.

 

Los durmientes de madera (también llamados traviesas) son elementos paralelepípedos, generalmente de 250 a 280 cm de largo, 12 a 17 cm de espesor y 24 a 30 cm de ancho, que se disponen bajo los rieles de una vía férrea en posición perfectamente perpendicular a ellos.

Están diseñados para contener los esfuerzos que les trasmiten los rieles de una vía férrea y su función principal es la de realizar una buena distribución de las cargas verticales hacia el balasto y la plataforma conservando en forma estable la nivelación, la trocha (distancia entre rieles) y el alineamiento de los mismos, brindando estabilidad y seguridad a la operación ferroviaria gracias a su capacidad de mantener la perfección de la geometría de la vía.

Suelen ser confeccionados a partir de maderas provenientes de árboles de hojas anchas (no coníferas), los más duros disponibles, en Chile coihue (Nothofagus dombeyi) y roble (Nothofagus obliqua), que ofrecen buena resistencia a las cargas verticales que transmiten las ruedas de los trenes a través de los rieles, las que se aplican sobre su cara superior, tanto por simple apoyo directo como por la acción de las sujeciones, elementos tales como escarpias, tirafondos, sillas de asiento y anclas antideslizantes, los cuales prenden los rieles a los durmientes y transmiten también los esfuerzos en los sentidos longitudinal y transversal.

En la mayoría de los casos, en los ferrocarriles modernos, los durmientes de madera, antes de ser instalados en las vías, son sometidos a un proceso de secado y luego introducidos en una cámara autoclave donde mediante la aplicación de procesos de vacío y presión alternados, bajo un régimen de alta temperatura constantemente, son esterilizados y luego inyectados con aceite destilado de alquitrán de hulla bituminosa (creosota), lo que impermeabiliza la madera otorgándole inmunidad contra insectos, hongos y la humedad propia del lugar, haciendo de las traviesas un material sumamente durable que puede resistir el paso del tiempo sin perder su integridad física ni funcionalidad por más de 30 años.

Los durmientes para uso en casa y jardín se pueden obtener tanto al estado nuevo, sin uso, ya sea con o sin creosota inyectada (impregnación) como resultado del daño que algunas unidades sufren en su proceso productivo y que les deja fuera de los estándares de construcción de vías férreas, como también se pueden obtener usados, después que el ferrocarril los desecha producto de la fatiga mecánica, o lo que es más común, de la descomposición ambiental (pudrición). En ambos casos, el producto constituye una buena alternativa para construir, remodelar o complementar el jardín o alguna instalación recreativa. En el caso de los durmientes usados, hay que prestar especial atención al grado de integridad que éstos presenten, ya que lo más habitual es que el ferrocarril no los renueva hasta que no están completamente descompuestos.

Las medidas habituales de un durmiente son de 15 cm x 25 cm de sección, y una longitud de 180 cm o 275 cm. Con ellos pueden realizarse:

  • Cercos de tranqueras: Coloque uniformemente espaciados durmientes de madera en posición vertical y complete los espacios entre ellos con lo que su imaginación desee. Cierre de alambre, pequeñas coníferas, únalos con piezas metálicas de forja o madera… ¡no hay límites!
  • Escaleras y terrazas: Para hacer útil cualquier desnivel de terreno, un durmiente de madera sirve de peldaño o también como un elemento de retención de tierra.
  • Senderos y superficies: Coloque durmientes en el piso como entarimado. Su extrema resistencia permite soportar proximidad a piscinas, quinchos, canchas de juego, o el caminar de personas por sobre ellos.
  • Jardineras: Por sus dimensiones y robustez, son muy adecuados para colocarlos semienterrados en el suelo, ya sea de canto o de cara, dejando unos 7 cm enterrados y 7 cm sobre el nivel del suelo, dispuestos en forma de rectángulo, cuadrado, triángulo o pentágono, quedando entonces un espacio vacío en el centro de la figura geométrica que se construye en el suelo, el cual se llena con tierra de hoja y se convierte en una hermosa jardinera del tamaño y forma que se desee.
  • Muro de contención bajo: En cualquier terreno que presente una topografía inclinada donde se desee construir un muro de contención de cualquier tamaño, ya sea para evitar la caída de rodados de tierra a las superficies planas contiguas a un corte de cerro, o para construir una plataforma plana en la ladera de un cerro. Si la altura del muro no es suprior a 150 cm, simplemente se pueden disponer verticalmente, uno al lado del otro, formando una pared tangente a la curva de nivel del plano inclinado, procurando que al menos 1/3 de largo del durmiente quede enterrado. Con esta disposición se logra una buena capacidad de contención de la tierra y se previene su rodado hacia las partes bajas del terreno.
  • Muro de contención alto, o muro de tierra armada: Cuando la altura del muro de contención que se desea construir es superior al 75% el largo del durmiente, se recomienda construir un muro de tierra armada que se obtiene colocando varias filas de durmientes dispuestos horizontalmente, uno a continuación del otro, de cara hacia el suelo, tangente a la curva de nivel del plano inclinado donde se levantará y en línea recta estableciendo así lo que será el plano vertical del muro en toda su extensión. Entre cada fila de durmientes tangentes a la curva de nivel (plano vertical del muro) se dispone otra fila de durmientes dispuestos horizontalmente, de cara al suelo, pero perpendiculares a los anteriores y a la curva de nivel del cerro, apoyados por un extremo sobre los durmientes dispuestos en forma tangente y por el extremo contrario simplemente apoyados en el suelo, hacia el lado más alto del cerro, donde debe hacerse una excavación para que todos los durmientes queden dispuestos en forma perfectamente horizontal, bien nivelados. Los durmientes perpendiculares a la tangente de la curva de nivel se ubican a 50 cm una fila de otra. Una vez dispuesta la primera fila de durmientes tangentes a la curva de nivel (estableciendo la base del muro en su plano vertical), se dispone la segunda fila de durmientes, perpendicular a la anterior y con uno de sus extremos descansando sobre la fila anterior. Hecho esto, se tapan con tierra del mismo cerro todos los durmientes perpendiculares a la curva de nivel. Luego se coloca la segunda fila de durmientes tangentes a la curva de nivel por sobre los de disposición perpendicular y así sucesivamente hasta la altura que se desee. La primera fila de durmientes perpendicular a la curva de nivel del cerro debe tener al menos un 75% del alto total del muro. El largo de los restantes se va reduciendo hasta llegar a 50 cm en la última fila perpendicular. Para asegurar la trabazón entre durmientes perpendiculares y tangentes a la curva de nivel, justo en el centro del punto de contacto entre ambos se perfora un agujero de 1” de diámetro y se introduce luego en forma vertical un fierro de construcción estriado de un largo equivalente al alto del muro que “enhebra” todos los durmientes en su punto de unión. Todos los durmientes de disposición perpendicular a la curva de nivel y perpendicular a los que conforman el plano vertical del muro, quedan tapado con tierra de modo que es el propio peso de la tierra lo que carga a los durmientes que están dispuestos perpendicularmente a la curva de nivel y éstos a su vez cargan a los tangentes a la curva de nivel que forma el plano vertical del muro, siendo esta carga la que impide el volcamiento del muro.
  • Puentes y pasarelas sobre cursos de agua o badenes: Si se tiene cualquier depresión del terreno, sea que conduzca o no agua en forma permanente o esporádica, se puede aprovechar ésta para convertirla en un elemento decorador salvándola con un pequeño puente o pasarela, lo que se logra colocando un muerto a cada lado de la depresión y sobre estos, en forma longitudinal, o perpendicular a la depresión, en el sentido de la circulación de personas o vehículos menores, se disponen en forma horizontal varios durmientes hasta completar el ancho del paso.
  • Construya sin límites: Como columnas, postes y techumbres, pórticos… y únalos con clavos, pernos, ángulos metálicos, o cualquier otra solución constructiva. Quedará perfecto.

Y ahora que los conoce ¿qué desea realizar con durmientes de madera?

Sus características, tanto estéticas como técnicas son realmente sorprendentes y únicas. Las más importantes son las siguientes:

  • Estética muy personal: Su aspecto de madera maciza, tosca, recia y dura combina muy bien con un entorno de jardín, como parte del terreno o elementos estructurales. Se integra bien visualmente y aporta personalidad donde se utilice.
  • Sin costos adicionales: Su mantenimiento es nulo, prácticamente son inalterables al tiempo, el clima, el maltrato, golpes.Incluso podría decirse que el paso del tiempo los mejora.
  • Son reubicables y reutilizables: Su extraordinaria resistencia hace que la inversión sea muy duradera: puede usted instalarlas sin perder ninguna de sus virtudes durante por lo menos 5 años.
  • Origen natural: Nada resulta tan atractivo para el jardín como tener elementos naturales; aquí es donde los durmientes de madera tienen una ventaja sobre cualquier otro material. Su origen vegetal hace que la madera armonice perfectamente con plantas, pasto, árboles y arbustos de cualquier tamaño.
  • Son una buena inversión: Puede retirarlas del suelo y hacer un cerco de tranqueros, o realizar una cubierta para un comedor, o incluso venderlas sin perder demasiado de su inversión inicial.

En el mundo de la jardinería, se presta a mil y una formas de decoración. No es extraño que en jardines de todo el mundo se incluyan entre sus elementos: esculturas, rocas, vidrios, enrejados, vallados de todo tipo, bancos, tolderías, techados y terrazas.

En un jardín puede darse total rienda suelta a la imaginación del dueño, jardinero o paisajista a cargo. Un jardín es siempre variado, colorido, y diverso.
Los durmientes de madera están siendo cada vez más utilizados y siendo imprescindibles en el jardín. Son utilizados como elemento estructural, peldaño o parte de divisiones del terreno, estas piezas de madera comienzan a llamar la atención y a ser muy populares.

Lunes a viernes de 9:00 a 13:00 y 14:00 a 18:00.
Carga y descarga de 9:00 a 12:30 y 14:00 a 17:30.

Todo cliente que retire en nuestra tienda debe anunciarse al llegar, en citófono de clientes ubicado en el portón de acceso.

Una vez dentro, el cliente debe estacionar su vehículo en el estacionamiento de clientes, ubicado frente a la tienda.

Todo cliente que viene por primera vez, debe ingresar a pie a nuestro patio a ver, junto al bodeguero, los durmientes disponibles y constatar la diferencia en las calidades de los durmientes.

Para realizar la compra, el cliente debe dirigirse a la oficina administrativa a cancelar los durmientes que desea llevar, previa notificación interna de nuestro bodeguero de la calidad seleccionada por el cliente.

Al momento de cancelar, se le emitirá el documento contable tributario correspondiente, pudiendo ser boleta de venta, voucher de pago red compra, guía de despacho o factura, según lo solicite el cliente.

Con el documento emitido, el cliente debe ingresar con su vehículo al patio a cargar. La carga de durmientes la hace el personal de nuestra empresa con grúa horquilla y el cliente debe permanecer a no menos de 15 metros de la faena para no entorpecer el desplazamiento de la grúa por su propia seguridad.

El personal de patio cargará lo indicado en el documento tributario emitido, ya sea en cantidad de piezas como en calidad cancelada

Ningún durmiente se elije uno a uno por parte del cliente, ya que todo durmiente dispuesto para la venta ya fue sometido a un proceso de selección para definir las distintas calidades y los distintos valores de cada uno. El doble manejo para volver a seleccionar los durmientes previamente seleccionados, bajo supervisión de un clasificador de madera capacitado, la interferencia con las faenas habituales de descarga, carga y despacho de materiales origina un costo que no está incluido en el precio de venta que se publica y/o informa. En consecuencia, dada la naturaleza del material, su volumen, su peso y su diferenciación en el precio, es necesario considerar que una reclasificación o selección individual de éste por parte del comprador es un proceso que debe ser supervisado por un experto en la materia quien no está disponible en forma permanente en el lugar de distribución y venta de esta ubicación y por lo mismo no se contempla realizar dicho proceso como parte de los términos de venta.

Pese a lo expuesto en el punto anterior, en el caso de que un cliente insista en solicitar que se haga para él una nueva selección, personalizada, de los durmientes que desea comprar, ya sea por especie forestal o por calidad de los mismos, se podría hacer una excepción, sujeto a disponibilidad de un supervisor experto que vigile la faena, garantizando que ésta se realice bajo condiciones seguras para la integridad física del cliente y del personal involucrado. Para verificar tal disponibilidad el cliente deberá volver a la oficina comercial, exponer su requerimiento al gerente de la tienda y, de ser factible la realización de dicho procedimiento en un plazo de mutua conveniencia, el cliente deberá acceder a pagar el costo adicional que ello implica, avaluado anticipadamente en $4.000- neto por cada durmiente, valor que incluye la supervisión, el doble manejo, la manipulación del material y la interrupción de las faenas habituales de recepción y despacho de materiales de otros pedidos. Este valor se reajustará periódicamente conforme a los criterios antes expuestos en el punto 10.

En el caso de aceptar el costo adicional por doble selección para un pedido en particular, esta misma no quiere decir que pueda escoger durmientes de lotes distintos de donde se está despachando un material determinado, sino significa que del lote de donde se va a obtener un material en el cual el cliente se ha interesado se podrá hacer una segunda selección, apartando toda unidad que a exclusivo juicio del cliente no desee llevar.

Se prohíbe estrictamente al cliente ofrecer y/o dar dinero como propina a los operadores de patio a cambio de ninguno sus servicios, pues en el pasado este acto ha sido mal utilizado por algunos clientes y/o algunos trabajadores, lo que en definitiva ha perjudicado a los clientes y a la empresa, quienes hemos tenido que asumir un costo mayor y por ende un precio de venta también mayor. Se informa que toda la gestión de inspección y despacho del material está siendo vigilada y grabada por cámaras de seguridad con el único fin de brindar un mejor servicio y evitar malos ratos a nuestros distinguidos clientes.

Sin perjuicio de lo anterior, si con posterioridad a haber recibido y pagado los productos de una compra, el cliente desea, en forma completa y absolutamente voluntaria, premiar a los operarios de patio por una cordial atención, dejará lo que estime conveniente en una caja tipo alcancía, sellada con llave, dispuesta únicamente para tal fin, a la que solo tienen acceso los operarios de patio, la cual abren una vez terminado su turno diario y reparten los fondos en ella existentes en partes iguales entre todos los que laboraron en la jornada correspondiente.

En el caso de los clientes que no puedan llevarse los durmientes en forma inmediata por no contar con el vehículo apropiado, se puede solicitar en la oficina administrativa que se le cotice y coordine el flete requerido. Este flete se realiza con transportistas externos a nuestra empresa y el costo del servicio será de cargo del cliente y se pagará directo al transportista al llegar a su destino los durmientes.

En el caso que se solicite un flete con descarga sea esta con personas o con grúa portátil (pluma), la descarga se entiende “del camión al piso” dejándolos apilados al lado del camión. Lo anterior para evitar malos entendidos tendientes a creer que la descarga quiere decir dejarlos uno a uno en su lugar donde se instalarán.

Se debe precisar que todo material debe ser cancelado a la empresa (en forma presencial en la tienda o en forma electrónica a través de la web) antes de proceder a su retiro.

La forma de pago son las siguientes: contado en efectivo, tarjetas de transbank (crédito o débito), cheque garantizado por telecheque y transferencia electrónica.

Todas las transacciones se pueden realizar en forma presencial o remota a través de la web.

Agradecemos su visita y preferencia por nuestros productos.